Profesores mexicanos piden justicia por la masacre de Nochixtlán

Orsetta Bellani, El Gara (Foto: O.B.)

A través de una cortina de gases lacrimógenos, Miriam vio a un compañero caerse a unos metros de ella. Tras unos instantes, se dio cuenta de que había sido tiroteado por francotiradores. A pocos metros de distancia, varios coches y un camión que transportaba pollos ardían, impregnando el aire de humo negro y olor a llantas quemadas y aves carbonizadas.

Continue reading…