Se reúnen el gobierno y la oposición para intentar frenar la crisis en Venezuela

Vice News

En medio de una de las mayores crisis políticas en la historia de Venezuela, el día de ayer se reunieron en Caracas representantes del gobierno y miembros de la oposición para buscar ponerle un freno a la situación que atraviesa el país, caracterizada por el desabasto de alimentos básicos y medicinas, y por las protestas antigubernamentales en todo el país.

El diálogo se había programado desde inicios de la semana pasada, pero el anuncio de la Asamblea Nacional sobre el inicio de un juicio político al presidente Nicolás Maduro parecía haberlo frenado. No obstante, a pesar de la tensión que cubrió el encuentro, éste se realizó.

Por un lado se encontraban el mandatario y tres delegados del poder ejecutivo, por el otro, cuatro representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la mayor fuerza política de la oposición. El gran resultado del encuentro fue la construcción de cuatro líneas generales que podrían marcar el inicio de la distensión política en el país.

«Paz, respeto al estado de derecho y a la soberanía nacional», es el nombre de la primera mesa que será coordinada por José Luis Rodríguez Zapatero, exjefe del gobierno español. La segunda titulada, «Verdad, justicia, derechos humanos, reparación de víctimas y reconciliación», será mediada por un representante del Estado Vaticano.

La tercera, que abordará cuestiones económicas y sociales, será llevada por Leonel Fernández, expresidente de República Dominicana. La cuarta, coordinada por el expresidente de Panamá, Martín Torrijos, tratará sobe la generación de confianza y el ámbito electoral.

Sin embargo, la oposición llegó dividida al encuentro. Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular, una de las organizaciones que forman la MUD no se presentó al encuentro, al considerar que no existían las condiciones para dialogar con el gobierno.

En ese sentido, uno de los mayores líderes opositores, Henrique Capriles, excandidato presidencial y gobernador del estado de Miranda, tampoco acudió al evento. «A Maduro no le creo ni los buenos días, son unos diablos capaces de todo, pero sí confío en el Papa Francisco y creo en la Iglesia», escribió Capriles en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, el presidente aseguró que el encuentro con la oposición desarmará el odio entre los ciudadanos y ratificó «un compromiso total y absoluto con el proceso de diálogo en Venezuela».

La próxima reunión para seguir con el trabajo en las mesas está prevista para el próximo 11 de noviembre.

Artículo publicado en Vice News el 31.10.2016: https://news.vice.com/es/article/reunen-gobierno-oposicion-intentar-frenar-crisis-venezuela