Guatemala: Ríos Montt o el juicio imposible

Oswaldo J. Hernández, Plaza Pública

Desde el 28 de enero de 2013, cuando el juez B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, resolvió que existían indicios suficientes para llevar a juicio a Efraín Ríos Montt y Mauricio Rodríguez Sánchez por su “responsabilidad en operaciones militares de represión selectiva” en el área ixil, en Quiché, la batalla –legal– de los generales en retiro se ha vuelto infinita. Poco más de medio centenar de recursos legales presentados ante distintas instancias por los abogados de la defensa han mantenido en vilo el proceso judicial a lo largo de tres años. Continue reading…

Militares detenidos por violaciones a derechos humanos durante la guerra en Guatemala

Quimy De León, Prensa Comunitaria (Foto: Nelton Rivera)

La fiscalía de derechos humanos del Ministerio Público detuvo esta mañana a 13 militares por desaparición forzada y deberes contra la humanidad, cometidos por los militares entre los años 1981 y 1988, luego de realizar varios allanamientos realizados en la ciudad capital y en el departamento de Alta Verapaz por ordenes emitidas por el Juzgado de Mayor Riesgo A. Continue reading…

Guatemala: Los testigos del juicio a Ríos Montt empiezan a morir

Oswaldo J. Hernández, Plaza Pública

Lo primero que salió desde la voz de algunos testigos ixiles fue una pregunta: “¿Ustedes, autoridad: hay ley o no hay ley para nosotros los indígenas?”.  La duda la plantearon en su propio idioma, ante abogados y jueces. Ante los generales en retiro Efraín Ríos Montt y Mauricio Rodríguez Sánchez, acusados de genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad. Continue reading…

Guatemala, crónica de un casi casi: Ríos Montt todavía evita el juicio

Elsa Cabria y Jody García, Nómada

1. Una silla sin usar

El exdictador no pisó el suelo con sus lustrados zapatos negros. Pasó la tarde en horizontal. Tampoco abrió la boca. La enfermera, el médico y la hija del general trasladaron a Efraín Ríos Montt en una camilla en la sala de audiencias sin permitir que diera declaraciones. Tampoco miró al público. Cubierto por una gruesa manta blanca y por unos grandes lentes negros, sólo mostraba su abundante pelo canoso y un par de días sin afeitar. Continue reading…